• CLÍNICA INTERMEDICAL

  • La primera Clínica de San Antonio con atención extendida todo el año

  • SAME: SERVICIO ATENCIÓN MÉDICA EXTENDIDA

  • URGENCIAS MÉDICAS DE BAJA Y MEDIANA COMPLEJIDAD

  • Dirección: Luis Reuss 246, San Antonio, V Región


  • Haz clic desde acá para llegar y llamar desde tu teléfono:

    CALL CENTER FONO URGENCIAS

Especialidades

Especialidad de
Neonatología

La neonatología es una de las tantas ramas de la medicina, específicamente de la pediatría, que se enfoca, principalmente, en el análisis y el estudio de las enfermedades que aquejan a los seres humanos que se encuentran en sus primeros 28 días de vida.

Esto, sin embargo, no debe ser confundido con la labor que desempeñan los pediatras durante esta misma período del infante, quienes se encargan de todo lo relacionado con la lactancia y las atenciones médicas desde el nacimiento; los especialistas en neonatología, por su parte, sólo se encargan de aquellos niños que nacen con alguna afección, son prematuros o tienen un bajo peso.

La intención de este tipo de atención pretende garantizar la calidad de vida tanto de la madre como del nuevo ser que llega al mundo.

Nuestros médicos en esta especialidad son:

Dra. Francés Butron

Neonatóloga, UC. Especialista en recién nacidos y seguimiento de prematuros.

Información de enfermedades relacionadas con esta especialidad:

Pese a ser más común en bebés prematuros, la apnea puede afectar a cualquier recién nacido. Consiste en el cese transitorio de la respiración, generalmente mientras el infante duerme. El bebé deja de respirar durante más de 20 segundos. Pasado este tiempo, vuelve a hacerlo de forma normal.

La infección de las vías respiratorias bajas es menos común pero más grave. Incluye aquellas enfermedades que se desarrollan porque un patógeno ha colonizado las vías bajas del aparato respiratorio, es decir, bronquios y pulmones.

El neuroblastoma es un tipo de cáncer infantil que se origina en células nerviosas inmaduras de distintas partes del cuerpo. De forma más frecuente se manifiesta en las glándulas suprarrenales, ubicadas en la parte superior de cada riñón.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico es una dolencia que aparece en casi todos los recién nacidos. Consiste en que el ácido del estómago sube hasta el esófago, cosa que puede irritarlo.

Esta enfermedad es debida a que el esófago del recién nacido no está del todo bien desarrollado y es débil. Esta debilidad hace que no realice los movimientos correctos y que regurgite. No decimos “vomitar” porque no lo es, ya que el reflujo no se debe a contracciones del esófago. Las regurgitaciones propias del reflujo gastroesofágico suceden sin realizar ningún esfuerzo. En cambio, vomitar sí que implica hacerlo.

Al no ser provocado por ningún patógeno, el reflujo gastroesofágico solo puede ser tratado (y rara vez se hace) mediante medicamentos que inhiban la secreción de ácido en el estómago. Pero esto solo es en casos extremos. Lo que se recomienda hacer es simplemente modificar la alimentación y poner al bebé en posición vertical después de comer para evitar que regurgite.

Porcentaje de estas enfermedades en nuestros pacientes: